sábado, 17 de mayo de 2008

Teatro

El teatro no es más que un rumor, un tumulto de revolución que se apaga nada más acabar la función, un camino tan poco definido que apenas aciertas a encontrarlo para poder seguirlo, y que siempre está oscuro y repleto de piedras y montículos, trampas para tropezar y caer y también para impulsar la nueva levantada. Lo malo es que, una vez has entrado en el laberinto del tumulto, de la trampa haces una filosofía de vida, un camino personal e indivisible: teatro y vida apenas pueden ya separarse. Yo me he acostumbrado a caminar en la oscuridad del camino inexistente del teatro y ya no puedo salir del laberinto, que me ata con fuerza a sus paredes.

6 comentarios:

Monique dijo...

Teatro es eso que te llena el alma de una mezcla de sensaciones que es dificil explicar.. solo los actores entendemos ese lenguaje.. :)

raul figueroa dijo...

Ciertamente sí

The Ashtray Girl dijo...

Interesante blog :) me iré pasando.

un beso!

Saray Pavón Márquez. dijo...

Bueno, creo que cuando hacemos nuestro "trabajo" con pasión o, mejor dicho, lo que nos apasiona se vuelve trabajo... sucede eso ;)

sornatalibrera dijo...

Hoy sin prisas entré de nuevo en tu blog, sigue así, el espectaculo debe continuar, ojalá hubiera muchos blogs de teatro por aqui, volveré! un beso, una actriz frustrada reconvertida en librera

brujita dijo...

Hermosa y sugerente definición de teatro. Espero que ya sabrás lo privilegiado que eres por poder hacer de esto una profesión, pero por si acaso te lo diré: ¡¡tienes mucha suerte!! Para mí, es más un juego, una pasión, una fantasía.

Te agradezco el comentario que dejaste en mi blog; me hizo pensar...¿por qué separar el misticismo de lo demás? ¿por qué no puede ser a la vez mística y profesional la experiencia de subirse a un escenario? ¿por qué tienen que ser incompatible juego y trabajo?... aún así me ha resultado muy interesante tu punto de vista, me ha dejado un "toque" diferente...

Por cierto ¿qué significa "hacer de la trampa una filosofía de vida"?

Te seguiré leyendo